Navigation close button

Razones para evitar los azúcares libres en la alimentación infantil

  • By:
  • Posted in: Blog
  • 10 septiembre, 2018
razones para no consumir azúcar en la escuela infantil

A estas alturas es posible que ya estés concienciado sobre la importancia de reducir el consumo de azúcar en tu alimentación. Sin embargo, puede que no tanto a la hora de evitar ofrecérselo a los más pequeños, así como los motivos para no hacerlo.

Y es que actualmente, se sigue viendo con buenos ojos que todos los días, y en varias comidas, un niño coma galletas, zumos, yogures de sabores etc… ricos en azúcares libres, y se critica que merienden hummus, aguacate o cualquier otra opción saludable.

Esto es fruto de la impronta cultural, pero sobre todo del marketing de la industria alimentaria, que es capaz de usar estrategias muy eficaces para disfrazar los alimentos ultraprocesados.

Sin embargo, y con independencia del objetivo de la industria y de lo que muchas personas aún puedan creer, hoy sabemos que el consumo de azúcares libres está íntimamente relacionado con enfermedades como la obesidad, el sobrepeso, y la diabetes.

Además, debido al efecto cariogénico del azúcar, un consumo de azúcares libres superior al 10% de la ingesta calórica total produce tasas más elevadas de caries dental que un consumo inferior al 10% de la ingesta calórica total, que es lo que recomienda la OMS.

Por otro lado, el consumo habitual de azúcares libres se relaciona de forma directa con la creación de conductas alimentarias poco saludables, que si se instauran en las primeras etapas de la vida, serán más difíciles de corregir en la etapa adulta.

El azúcar aporta mucha palatabilidad a los alimentos, y genera esa sensación de placer y bienestar momentáneo, que puede conducir a la necesidad de tener que comer más para estar satisfecho.

Por otro lado, si desde pequeños, utilizamos estos alimentos como premio-castigo, algo muy habitual, podemos favorecer en los niños el hambre emocional (usar la comida para gestionar emociones) y aumentar el riesgo de desórdenes alimentarios.

Unido a todo esto, sabemos que si desde edades tempranas los niños consumen con frecuencia este tipo de alimentos, no será raro que rechacen otros menos sabrosos, tales como verduras, frutas y legumbres.

Llegados a este punto, es importante que sepas distinguir entre los diferentes tipos de azúcares:

– Azúcar intrínseco (presente de forma natural en los alimentos).

– Azúcares libres:

– Azúcares añadidos: añadido de forma voluntaria por el fabricante o el consumidor (miel, azúcar de mesa, sirope de agave…)

– Azúcares presentes de forma natural en la miel, zumos y jarabes.

Los alimentos como las frutas, verduras, legumbres, cereales integrales etc, son ricos en azúcares intrínsecos, y su consumo regular, al contrario de los alimentos que aportan azúcares libres, no se asocia a efectos indeseables en la salud, si no todo lo contrario.

En las etiquetas de los alimentos podrás identificar los azúcares añadidos en el listado de ingredientes con nombres como fructosa, glucosa, maltodextrina, sacarosa y jarabes, entre otros.

Las galletas y otros procesados tales como yogures de sabores, zumos, papillas, cereales… destinados al publico infantil, suelen ser alimentos muy ricos en estos azúcares libres. Por lo que será bueno que revises las etiquetas y los sustituyas por alimentos saludables.

En conclusión, hay más de 5 motivos por los que te animamos a evitar los azúcares libres en la alimentación de los niños:

1 – Mayor riesgo de sufrir enfermedades

2 – Aumento del riesgo de caries

3 – Aumento del rechazo de alimentos saludables

4 – Promoción de la creación de hábitos alimentarios malsanos.

5 – Aumento del riesgo de desordenes alimentarios

Antes de despedirnos, nos gustaría recalcar que en los niños menores de 1 año la ingesta de estos azúcares debería ser cero.

A través del método BWL podemos conseguir que aprendan a disfrutar de alimentos dulces saludables con alimentos como el plátano, la calabaza asada o la compota de manzana… sin la necesidad de usar azúcar libre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *